Tal parece que este será el año de las más sentidas pérdidas en el medio artístico...
Otro grande que se va...
Un gran personaje  que seguramente llegaría al corazón de muchas personas y que recordarán con mucho cariño por todos los ratos de buen humor que nos hizo vivir!!!

El "pequeño Shakespeare" Mexicano que alegraría las tardes familiares en multitud de hogares mexicanos y de habla hispana, en todo el mundo...

Un gran talento que lleno de creatividad y un espíritu soñador, daría vida a una serie de personajes de características muy particulares, nunca antes vistos por televisión. En una época en que el talento mexicano era muy apreciado, respetado y difundido a nivel internacional justamente por la particularidad de su humor y espontaneidad!!!

Muchas gracias por todo lo aportado, por tu talento y tu bellísima intención...
Por llevar tanta alegrías, risas y también algunas lagrimas a los corazones de tantas personas que disfrutamos de tu trabajo.

Y aún un mayor agradecimiento por mostrarnos que cuando se tiene una buena idea, creativa, llena de buenas intenciones y realizada con el corazón... un sueño se puede convertir realidad y llegar muy lejos... para ser recordado por la posteridad de todos los corazones tocados tan profundamente!!!

Muchas gracias "Chespirito"
Que tengas un excelente viaje... mucha paz y luz en tu camino!!!

Nunca te olvidaremos...
Con el alma... Luz, In lak'esh!!! ૐ

♥♥




El comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños, también conocido como 'Chespirito', falleció este viernes 28 de Noviembre, a los 85 años. El creador de personajes como 'El Chavo del 8' y 'El Chapulín Colorado' murió en su residencia en Cancún, confirmaron familiares.



Nacido el 21 de febrero de 1929, su fama traspasó fronteras, convirtiéndose en un ícono en América Latina. El apodo proviene de una castellanización del autor inglés Shakespeare, y se lo puso el director de cine Agustín P. Delgado, quien consideraba a Roberto Gómez Bolaños un pequeño Shakespeare.
Dirigió diversas películas como 'El Chanfle' (1979) y 'El Zángano' (1968).



No podía haber una mejor sorpresa que esta, al entrar a mi cuenta de G+ y percatarme de la gran cantidad de visitas que ha recibido... en verdad no pensé que el alcance de este proyecto que inició hace ya varios años, tuviera este impacto...

Todo empezó con la idea de compartir un poco de la información que a mí me "ha llegado" y ayudado a crecer, pero no esperaba que tantas personas se vieran beneficiadas con ello!!!

En verdad estoy muy agradecida porque me han permitido llegar de esta manera a sus corazones y ayudar, en medida de lo que está a mi alcance, en su despertar espiritual...

Los amo a todos y deseo desde lo más profundo de mi alma, que lo que en este blog se siga compartiendo, continúe sirviendo de ayuda en su búsqueda del camino con corazón!!!

Pero recuerden, la verdad está dentro de ustedes, al igual que el maestro y toda la información que necesitan para llegar a un estado de Consciencia más elevado... nada más basta con que se den el tiempo de prestar atención a su YO interior y empiecen a armonizar estas energías desde su SER hacia el exterior, con coherencia y sincronía con la naturaleza, la madre Tierra y nuestro Padre Sol... abriendo sus corazones, para dejar entrar las energías que vienen desde el centro de nuestra galaxia y que están transformando todo cuanto creíamos conocer de esta dimensión!!!

Gracias de todo corazón... a ustedes y a las energías que me impulsaron por este camino...

Todos somos UNO!!!
Con el alma... Luz, In lak'esh!!! ૐ

♥♥
https://plus.google.com/107643292520727953849


"Para hacerse un hombre de conocimiento debe uno ser un guerrero y no un pilluelo llorón, debemos esforzarnos, sin abandonar, sin quejarse, sin ceder, hasta conseguir VER, y entonces darse cuenta que nada es importante." - Don Juan Matus
❧❧❧❧❧

"Pour devenir homme de connaissance on doit être un guerrier et non un gamin pleurnicheur, On doit s'efforcer, sans abandonner, sans se plaindre, sans fléchir, jusqu'à réussir à VOIR, et se rendre alors compte que rien n'est important." - Don Juan Matus